• Ahorro de tiempo y simplificación de las formas, de media se ahorra una semana de obras.
  • Mayor flexibilidad de las secuencias de construcción.
  • Trabajo limpio, sin polvo y sin plásticos al trabajar colgados del techo.
  • Trabajos realizados en una noche.
  • No son necesarias zanjas, ni serrado de losas.
  • No hay interrupción de ventas por la reforma, se puede realizar sin necesidad de cerrar.