Ácido sulfhídrico: causas y consecuencias

El sulfuro de hidrógeno (H2S), denominado ácido sulfhídrico en disolución acuosa (H2Saq), es un gas, más pesado que el aire, inflamable, incoloro, tóxico y odorífero: su olor es el de materia orgánica en descomposición.

El ácido sulfhídrico ocurre en forma natural y como producto de actividades humanas. Está asociado con alcantarillas municipales, plantas para el tratamiento de desagües, operaciones de manejo de cerdos y abonos y operaciones relacionadas con pulpa de madera y papel.

 

¿Qué consecuencias tiene en nuestras vidas?

El control del sulfhídrico es muy importante debido a los efectos que tiene en el ser humano y en las estructuras. La aparición de este gas en las aguas residuales genera malos olores al liberarse a la atmósfera provocando malestar entre la población y causando pérdidas económicas como el descenso del turismo o del valor del área afectada.

El ácido sulfhídrico irrita los tejidos blandos del cuerpo, como los ojos, la nariz, la garganta y los pulmones. Las concentraciones altas amortiguan rápidamente el sentido del olfato y la exposición continua puede provocar ataques de asma, dificultad respiratoria, pérdida del conocimiento y muerte. En la mayoría de los casos, no hay consecuencias a largo plazo de la exposición, sin embargo, los dolores de cabeza recurrentes, falta de capacidad de concentración, mala memoria y la función motora deficiente pueden persistir en algunas personas mucho después de la exposición.

El H2S además produce una corrosión severa en el sistema de colectores al oxidarse. Afecta a pozos, bombeos, colectores, etc., llegando a producir una corrosión de 20 mm al año en el sistema de colectores.

¿Por qué se genera el sulfhídrico en las redes de alcantarillado y bombeos?

  • Temperatura: Por cada grado que aumenta se genera un 7% más de sulfhídrico
  • Oxígeno: En condiciones anaeróbicas se reduce el sulfato a sulfuro.
  • Tiempo de retención: Elevados tiempos de retención provocan el agotamiento del oxígeno y la reducción del sulfato a ión sulfuro.
  • Sistema de colectores: Largas tubería de impulsión y colectores sobredimensionados producen condiciones anaeróbicas y largos tiempos de retención.
  • Biofilm: La cantidad de materia orgánica presente en el sistema es un factor clave para la formación del sulfhídrico.

 

Sewervac te ayuda a solucionar los problemas que tengas con el sulfhídrico en la red de alcantarillado y bombeos.

Si desea más información sobre cómo solucionar el problema pinche aquí.